Ética del café Blue Mountain de Jamaica



women in dressespp.jpg El café de la Montaña Azul de Jamaica procede de los procesadores que están bajo la vigilancia de la Junta Industrial del Café de Jamaica. El café no tiene actualmente ninguna etiqueta de certificación de “Comercio justo”, pero dos propiedades, incluyendo nuestra Clifton Mount, que es la única con café certificado para enviar a Europa, han obtenido una certificación de la alianza Rainforest.

Sin embargo, en el caso de los granjeros independientes y pequeños terratenientes, donde la fuerza de trabajo está compuesta en su mayoría por la familia y los vecinos, los procesadores operan en un régimen de precios combinado con una pre-financiación y un mecanismo de pago balanceado que favorece categóricamente a los pequeños granjeros. Esta operativa ha anticipado mucho de lo que posteriormente se ha puesto de moda en todas partes. Los procesadores, ayudados en parte por la Junta Industrial del café, suministran a través de servicios extendidos y ayudan a los granjeros cubriendo fertilizantes, etc. y, cuando y donde es necesario, fumigando.

La Junta Industrial del café ha accionado un esquema de seguros para asistir a los granjeros en tiempos de huracanes y otras catástrofes. En el caso de las granjas más grandes que venden a los procesadores, se paga y da empleo a los trabajadores bajo condiciones reguladas por la estricta legislación laboral jamaicana. A este respecto, los niveles salariales y de beneficios sociales son significativamente más altos que la norma regional (más concretamente, Latinoamérica). Los trabajadores tienden a venir de comunidades vecinas y, en la mayoría de los casos, el alojamiento y las áreas para el esparcimiento, la educación y la sanidad están prácticamente a mano. Pocos granjeros están aislados a este respecto y tienen infraestructuras razonables y accesibles. Los trabajadores de las instalaciones de procesamiento, clasificación y almacenamiento reciben sueldos y beneficios similares y bien ajustados, así como formación.

groundsmanpp.jpgEl café crece bajo unas condiciones naturales de sombra respetuosas con la fauna, en desniveles de vértigo. Como el café se procesa con humedad, todo el agua que sobra del procesamiento del café se trata y purifica completamente antes de emitirla al entorno. El reciclaje de compostaje y pegamento gastado, como en el caso de la propiedad Clifton Mount, se está convirtiendo en una norma. Mavis Bank, bajo su nuevo y progresista dueño, está invirtiendo intensamente en sistemas respetuosos con el medio ambiente que cubren el reciclado y la depuración, mientras que la propiedad Clifton Mount obtuvo la certificación de la alianza Rainforest en 2011, que habla por si misma.JAMAICA JANUARY 2006 029pp.jpg

Aunque el café jamaicano no está certificado en lo principal como orgánico, lo habitual es un uso muy reducido y discreto de fertilizantes, pesticidas y fungicidas. Sin embargo, debido al alto valor del contingente de la cosecha, la CIB y los granjeros particulares no podrían nunca comprometerse a utilizar estos agentes. Las prácticas de gestión de la erosión del terreno están enérgicamente perseguidas.worker with mask onpp.jpg

coffee sorter ladypp.jpgSe puede hacer fácilmente un seguimiento para saber cuál es el procesador de cada café y se emite un certificado de origen con cada lote. Sin embargo, solo en el caso de las propiedades que tienen licencia para exportar se puede hacer un seguimiento del café hasta unas relativamente pocas hectáreas de tierra. En cualquier caso, se debería recordar que el área total de producción es de solo unas 6000 hectáreas, el tamaño de una hacienda grande en Brasil. Con una producción en un año prolífico de poco más de 1000 toneladas métricas de granos verdes, solo está consideración garantiza la trazabilidad.